Soy puta vocacional y feliz

Attraktive junge Frau mit GeldbündelSí, soy puta. Y lo soy por vocación. Me gusta ser puta, soy una puta vocacional y feliz, aunque muchos y muchas ignorantes o meapilas digan o crean (yo creo que realmente no lo creen….) que todas las putas somos unas desgraciadas, que ejercemos nuestro oficio obligadas por una banda de mafiosos, o por pura necesidad o porque no servimos para otra cosa. Pues va a ser que no. Yo soy puta porque quiero y porque puedo.

Resulta que a muchas de nosotras nadie nos obliga a ejercer la prostitución, ni lo hacemos por ‘necesidad imperiosa’ ni somos unas inútiles en otras facetas de la vida.

Resulta que a casi todas las mujeres nos gusta follar o que nos follen, y si es posible, mucho y de formas muy variadas. Nos gusta, nos vuelve locas a casi todas las mujeres…. (y por supuesto, a casi todos los hombres). ¿Que tiene esto de raro?

Resulta que no tenemos ni más ni menos ‘necesidad’ que quienes ejercen como abogadas, como enfermeras, como cajeras de un supermercado o como peluqueras. ¿Por qué los meapilas se dan golpes en el pecho y se compadecen de nosotras, criaturas descarriadas, y no ven ‘necesidad’ alguna ni se compadecen de una auxiliar de hospital, de una freganchina de cocina o de una cuidadora de ancianos? ¿No se paran a pensar que tal vez esas mujeres, ejerciendo tan honestos oficios, tengan más ‘necesidad’ que nosotras, las putas?

Resulta que yo decidí ser puta y ejercer como puta por voluntad propia, porque me gusta lo que hago y además gano dinero, mucho más que si desempolvara mi doble titulación universitaria y me dedicara, por ejemplo, a dar clases o a la investigación en un laboratorio. ¿No serán esos que tanto nos critican los que no sirven para otra cosa mas que para criticar al prójimo?

O… si son mujeres quienes nos acusan de ser putas por no servir para otra cosa, ¿no serán ellas, envidiosas, las que, por feas o amargadas, no sirven para ejercer como putas y por eso no les queda más remedio que dedicarse a otro oficio, probablemente más penoso y aburrido que el nuestro o están condenadas a ser amas de casa dependiendo siempre de la buena voluntad y del buen humor de sus maridos?

 Me encanta ser puta

Como digo, me encanta ser puta, y lo seguiré siendo mientras pueda. Aunque ya soy puta madurita, todavía estoy guapa y cachonda y, si me cuido, podré seguir ejerciendo mi oficio hasta la misma edad en que un bombero, un futbolista o un controlador aéreo deben jubilarse. Teniendo en cuenta que empecé a ejercer profesionalmente como puta a los 18 años, mi vida laboral va camino de durar casi 40 años.

Pero mi vida puteril es todavía más larga, pues a los 15 ya era una joven putita amateur y me follaba a mis compañeros del colegio y de la facultad, algunos algo mayores que yo, e incluso a algún primo carnal, que se enamoró de mí como un loco. Todos se disputaban mi amistad y mi compañía y me trataban como a una reina, bastante mejor que a mis compañeras de clase, que eran más ‘formales’. Y a mí me encantaba. Todo, incluso jugar a ponerlos cachondos, especialmente a los más chulitos, hasta que los convertía en dóciles pagafantas….

Algunas chicas de mi edad me odiaban, simplemente porque sabían que, si yo quería, podía llevarme al catre a sus novios, ligues o refrescos, como entonces se decía. Me odiaban y me temían, y por eso, teniendo como teníamos que compartir aula y bar de facultad, procuraban ser siempre atentas y amables conmigo para ganarse mi amistad y aprecio.

Estoy segura de que la mayor parte de mis amigas me envidiaban secretamente, y no se lanzaron a hacer lo mismo que yo simplemente porque no se atrevían. Alguna de esas amigas, divorciada y ya madurita, acabó siendo acompañante o ‘escort de lujo‘, como ella dice, porque no le suena bien eso de ‘ser puta’. No es que no le guste ser puta, que sí que le encanta a la muy puta, simplemente no le gusta reconocerlo. Es de la legión de putas vergonzantes que no salieron del armario….

A todas las mujeres (y también a los hombres) nos gusta sentirnos deseadas, y, desde luego, a mí me resulta muy excitante sentirme deseada por los hombres, ser su objeto de deseo. Me estimula la libido, me pone cachonda, y a veces hasta mojo las braguitas. Como puta vocacional y experta que soy, aprendí a mirar a los hombres de tal forma que en pocos minutos despierto en ellos un deseo desbordante y una pasión lasciva, y eso retroalimenta la mía. Me gusta y en ocasiones me vuelve loca de placer, me hace feliz, y los hombres lo notan, saben que no finjo.

No sé si una nace puta o se hace puta. Yo lo soy, y soy feliz. No cambiaría mi oficio por ningún otro en el mundo: hago lo que más me gusta y encima me pagan, y bien, por ello. Para mí ser puta, al igual que la vida misma, es una aventura, una aventura placentera y divertida. Soy una puta vocacional y feliz, y a mucha honra.

10 pensamientos sobre “Soy puta vocacional y feliz”

  1. Yo no soy quien para juzgar a nadie ni la critico,porque el sexo es algo muy bonito, pero resulta mil veces más gratificante y mejor si hay empatia y sentimientos sinceros, no me gusta el sexo reducido a simple penetracion,deben existir previamente una introducción bellísima de besos y caricias y después de la actividad sentirse el uno en el otro.En lo que es bello hay que profundizar.

  2. Hombre, Alfonso, estamos totamente de acuerdo en que reducir el sexo a una simple penetracion es algo muy triste y que debe haber unos preliminares, sean besos, caricias o lo que le guste a cada cual. Y además de la penetracion hay juegos y otras actividades tan placenteras o más que la penetración. Lo ‘bello’ es a lo que cada cual le parezca bello: en esto del sexo no hay otra….

  3. Lo primero que debo de poner es… chapó! Me quito el sombrero ante esta reivindicación social que, bien ganada la tienen a fuerza de torniquetes sociales, aquell@s inquisidores/as de estos tiempos actuales que basan su existencia retrogada en el más arcaico pensamiento represivo y discriminatorio. Espero que cuando se deleiten leyéndola, mastiquen y digieran cada palabra con un poco de humildad y empatía acorde a unos valores más cercanos a los DD.HH. que a la Iglesia Católica profunda que tanto amedrentó y que, no olvidemos hicieron correr ríos de sangre por pensar de otra manera en años desafortunados. No es mi intención aprovechar este arranque de énfasis para darle el rejón de muerte al mundo cristiano al cual pertenecemos, solamente apuntillo a esa minoría que tanto resuena por las callejuelas de la vida con su cruz en alto y sus golpecitos en el pecho, a esos que se arrodillan ante su Santo y le dan la espalda al necesitado, esos son sin dudas, ignorantes y meapilas que “La Bella Encarna” tiene atravesados y que yo, no los tengo menos.
    Ya Jesús, el hijo de Dios, o por lo menos eso dice la Biblia, salvo a María Magdalena de una muerte segura por lapidación, mujer de la calle, Encarna de aquellos entonces. Yo me pregunto, ¿En qué se apoya ese retroceso mental si el lado más creyente defiende por igual al ser humano?. Y que conste que hago referencia a la religión porque de antaño, las batallas más sangrientas y los actos más atroces contra las personas, llevaban el mal utilizado sello de “Dios”.
    Por suerte, hoy podemos sostener la idea de que la Tierra gira alrededor del Sol sin miedo a una reclusión.
    Encarna o “Galilea Galilei” de la prostitución… Un saludo.

  4. Javier, si las palabras de La Bella Encarna merecen un ‘chapó’, las tuyas también.

    La verdad es que resulta increíble que en estos tiempos todavía andemos con esas memeces de las religiones y que todavía haya alguien que preste sus oídos a las memeces de los meapilas.

  5. Se me han saltado las lagrimas y otra cosa, como tengas la misma facultad de hablar para otras cosas….una pregunta entonces no cobras? como lo haces por vocación, si es gratis llama al 695******

  6. Hombre…. ‘amo del sexo’…. me parece que no entendiste nada a pesar de que la autora del artículo dijo bien claro que es PUTA y que le gusta serlo, y por definición las putas COBRAMOS aunque seamos vocacionales.

    Encarna dijo “hago lo que más me gusta y encima me pagan, y bien, por ello”. Por qué va a hacerlo gratis? Hacer algo por vocación no implica tener que hacerlo gratis….

  7. yo te filmaba y aún por encima no te pagaba te estaría montando todo el día soy un salido y sólo pienso en meterla

  8. Yo tambn soy puta y la verdad es según la suerte k tengan en la vida ….. En mi caso digo k tengo mucha pasion en la cama pero sin embargo yo no me considero puta aun k trabaje de ello….. Mas k nada xk yo trabajo de esto para pagar comida un alquiler xk la verdad he tenido mala suerte y no tengo chulo k me saque el dinero ….. El único chulo k tengo mi hijo de 1 año k comida y pañales y ropa gasta a puñados y yo joven sin estudios y con hijo a cargo ….. Con razón me he tenido k meter a puta

  9. En mi humilde opinión, yo distingo dos clases de prostitutas. Unas son las que por ls motivos que sean, ejercen ese trabajo, el cual, no es tan bonito como nuestra blogera opina, ya que no siempre le atrae el hombre con quien esta o simplemente ese dia no tiene ganas, pero lo hacen para ganar el dinero que necesitan.

    Las otras, son las que se piensan que no son putas, pero lo son y mas. Las que estan con un tio por su dinero o posición social. Las que se pasean muy dignas con sus bolsos caros y su única ambición en la vida, es que algun tio con posibles las mantenga.

    Estas son las que despues de tener un par de hijos con el tio que no querian ni nunca desearon en la cama, les sacan una casa y una pensión….

    Para mi, las prostitutas son una cosa, dentro de lo que cabe, una profesión digna. Y despues las verdaderas putas, las que piensan que las protitutas son escoria, cuando ellas, no les llegan a las suelas de sus zapatos.

    En cuanto al tema de que una puta, nace o se hace….. Estoy mas por que nace.

    Por mucha necesidad que se tenga, si no tienen el valor o les gusta el sexo de manera normal…. Muchas mujeres nunca lo harian.
    Por desgracia, la gran mayoria de las que trabajan de putas, están obligadas. Y lo triste es que los clientes que tienen, son los deprobrables puteros acomplejados por algo o que no saben pedirles a sus esposas que los satisfagan al 100%.
    dicen que es el oficio mas antiguo del mundo jejejje, que gran mentira. Antes tendria que haber alguien que trabajara en algo para ganar el dinero que hay que pagar por sus necesarios servicios.
    Mejor decir que es el oficio que en todas las culturas y sociedades a lo largo de la historia, se ha mantenido. Y eso nos lleva a la necesidad real de que las protitutas han sido, son y seran una necesidad para el buen desarrollo de la sociedad.

    La esposa de Jesus, era prostituta, el hombre al que la religión cristiana tiene como referente, se caso y tuvo hijos con Maria Magdalena.

    Para mi, las mujeres que nos ofrecen sus servicios sexuales por dinero, ya sea por necesidad o por gusto, se merecen un aplauso y un respeto tremendo.

    Las que deshonrran esa profesión, son las señoritingas de falso alto postin, que son las que venden su alma, dignidad, estima y mas cosas por el mismo dinero que las otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *